lunes, 28 de junio de 2010

Cuando un libro logra que lo odies y te arrepientas de haberlo comprado...

Tengo un problema con los libros. No soy capaz de dejar de comprarlos, a pesar de que tenga una pila de libros leyendo y por leer bastante amplia (normalmente llevo dos o tres largos en danza e intercalo otros más cortos, sobre todo si salgo de viaje o algo así).

Da igual, si hay un libro del que me llama la atención la sinopsis o es de un autor que me apasiona o que me provoca curiosidad, siento el impulso casi siempre irrefrenable de comprarlo... A pesar del agobio que me provoca la idea de necesitar varias vidas para leerme todos los que ya hay en mi casa.

También hay que decir que es muy raro que me plantee dejar un libro que ya he comenzado. Creo recordar que sólo he abandonado uno en una ocasión, la primera vez que intenté leerme "El señor de los anillos", se me hizo lentísima la parte en que parece que están de vacaciones con los elfos, que casi parece que cuando se quieran volver a poner en camino, la guerra ya habrá terminado... XD Sin embargo, unos cuantos años después me picó la idea de leerme la trilogía antes de que estrenaran la primera película (y lo conseguí... Y en esta ocasión no se me hizo tan pesado... Supongo que sería por la edad).

En fin, que me voy por las ramas. Hubo un día, hace unos cuantos meses ya, que vi un libro cuya portada me llamó la atención, así que cotilleé la sinopsis del mismo y me pareció que podía estar interesante.

El libro en cuestión era "La elegancia del erizo", de Muriel Barbery. Libro que mucha gente pone por las nubes y del que he leído muy buenas críticas.

Y también el primer libro que me arrepiento de haber leído. Ni siquiera lo consiguió "Desde mi cielo" de Alice Sebold, y eso que también me pareció bastante flojo y que buscaba demasiado la lágrima fácil (lo siento, F. XD).

Hay libros que han hecho que me cabree, hay libros que han hecho que me emocione, otros que me han puesto triste, otros que me han alegrado el día, otro puñado de ellos ha conseguido que odie a los personajes aunque la historia me haya gustado, unos me han gustado más, otros menos... Pero éste es el primero que ha conseguido que lo odie y que me arrepienta hasta del último céntimo que gasté en él.

¿Exagerada? No. Es decir, imagino que habrá mucha gente a la que le habrá parecido una maravilla y que les haya encantado y les haya emocionado... Para gustos los colores... A mí, personalmente me parece que es un intento de la autora de demostrarnos lo culta que es, lo mucho que sabe de filosofía, de literatura clásica, etc., a través de una historia que pretendía ser profunda y conmovedora, pero no es más que un escrito presuntuoso y sentimentaloide que, creo, no aporta lo más mínimo al lector.

Los personajes me parecen totalmente artificiales, Renée una portera que no quiere que nadie sepa que tras su apariencia bobalicona, residen unos vastos conocimientos, y Paloma, una niña superdotada de 12 años que critica la pedantería siendo más pedante aún.

Realmente lo único que me "gustó" (por decir algo) del libro es la evolución de la cría, pero ésta no se ve hasta la última página.

Aparte de lo anteriormente mencionado, cabe destacar que el libro es excesivamente lento. No me importa que un libro sea lento siempre que tenga calidad. Con éste, ni siquiera tenemos esto (sobre gustos, ya se sabe...). Tiene poco más de 300 páginas y hasta poco antes de la 200 sólo hay una sucesión de monólogos de la portera y de la niña dando a entender algo que en un solo capítulo podría explicarse, es una sucesión de más-de-lo-mismo... En mi opinión, si fuera un programa informático, al ejecutarlo saldría el típico error de datos por redundancia cíclica.

También cabe destacar lo que a la autora le gusta que los personajes divaguen y se vayan por las ramas hacia temas que nada tienen que ver con la trama, imagino que para dar su opinión personal sobre dicho tema... Lo siento, pero creo que para esto hay otras formas y no creo que forzarlo en una novela donde no se sabe a qué viene sea la mejor de ellas.

Como dije antes, a partir de la página 200 el libro se pone un poquito más interesante con la irrupción de Kakuro, tercer personaje principal, que aunque su repentina amistad con los otros dos personajes principales no tenga ni pies ni cabeza, por lo menos da otro aire a la historia... Pero cuando crees que por fin estás empezando a paladear un sabor algo más agradable, te encuentras con que el libro se acaba... Y lo hace de una forma absurda... ¿Qué pretendía la autora con ese final? En serio, a mí sólo me sirvió para convencerme de que quería demostrar mucho más de lo que efectivamente podía.

Para resumir, creo que es el típico libro mediocre que quieren convertir en best-seller vistiéndolo con adjetivos como "filosófico", "entrañable", etc... Y lo peor es que lo consiguen.

Si alguno de vosotros lo ha leído y le ha gustado, explicadme qué le habéis visto, por favor XD Besos!!

11 personas salieron a descubierto.

  1. Hola Vicky A.H.,
    Yo soy una de esas personas que adora este libro, y digo adora, porque realmente me encantó. No se si fue por las circunstancias que lo rodearon, pero me pareció un libro bonito. Es cierto que tiene partes muy lentas, y que a veces puede resultar un tanto pedante (en eso estoy de acuerdo contigo), pero no creo que la autora pretendiese dárselas de intelectual, sino reflejar una historia sobre la soledad y como puede ésta puede afectar al curso de la vida de tres personas totalmente diferentes.
    Pero como buena lectora que soy, acepto y respeto tu opinión, porque -como bien dices- para gustos los colores!!
    Buen post! ;)

    ResponderEliminar
  2. Lo apuntaré en mi lista de libros que no merece la pena leer aunque por el título solamente no me llama demasiado (ya se que fiarse del titulo puede ser un arma de doble filo, pero bueno >.<')

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy de acuerdo con el comentario anterior, a mí me gustó...

    Probablemente la autora buscara darle ese punto hipócrita a la pedante niña que critica la pedantería de los demás, pero creo que sí existen niños así, niños que creen saberselo todo y que los demas intentan darle lecciones... Tal vez sea un libro sobre la soledad como apunta el comentario anterior, pero yo estoy convencida de que trata sobre una sociedad hipócrita de seres clasificados segun estrato social, edad, situación... etc, sobre como la sociedad no permite el intercambio entre clasificaciones y aun así hay gente que demuestra que ese utópico intercambio no tiene nada de descabellado. Me encantó ese libro, repito.

    Pero el caso es que no sólo me gustó a mí, sino que le gustó a mi madre, a mi tía y a toda la gente a quien le he pasado ese libro.

    ResponderEliminar
  4. A mí también me gustó mucho el libro... Se me hizo más pesado al principio, creo que se pone a filosofar demasiado, pero luego ya coge buen punto. Suscribo casi palabra por palabra lo que ha dicho migatitamica, creo que sobre todo es una crítica social. Pero en fin, para gustos... :P

    ResponderEliminar
  5. No lo he leído, la verdad es que es un tipo de literatura que no suelo consumir (aunque últimamente no sé qué tipo de literatura estoy consumiendo XD). Después de tu crítica, creo que el mejor adjetivo para el libro sería "pretencioso".

    ResponderEliminar
  6. Yo tampoco lo he leido, pero es que no soy de literatura "profunda".

    En toda mi vida sólo hay un libro que he dejado y de momento no he sido capaz de terminar: el tercero de millenium.

    Ahora me toca pensar con cuál me pongo.

    ResponderEliminar
  7. Aunque entiendo perfectamente todo lo que dices (son pensamientos que me pasaron por la cabeza mientras lo leía), para mí ha sido uno de los libros más bonitos que he leído nunca y antes de ponerme con él no había leído ninguna crítica ni positiva ni negativa (luego me encontré miles). Y he leido unos cuantos libros, créeme. Yo no soy de leer literatura "profunda", como dicen por aquí, pero me vi reflejada en tantas situaciones, en tantas reflexiones (sin ser precisamente experta ni en ópera ni en cosas japonesas ni en cine ni en literatura clásica ni en filosofía ni en nada que cuando lo terminé quise volver a releer.

    ResponderEliminar
  8. Por lo que yo he visto vía Internet, es un libro que no deja indiferente... La gente o lo adora o lo odia... Y yo, lo siento, pertenezco al segundo grupo... Es decir, me parece genial que a vosotras os haya encantado, pero yo no puedo con él. Me planteé dejarlo varias veces y sólo lo terminé por orgullo...

    Quizás sea que acostumbrada al buen hacer de Henning Mankell - colgaré una entrada sobre él próximamente -, Saramago, Hemmingway, McCoy, etc. en cuanto a novelas "profundas" se refiere, éste me parece que cojea por todos lados.

    En parte creo que me desquicia la prepotencia que emana tanto de Renée como de Paloma, en otra parte, creo que la novela se compone de pasajes que no siguen un curso natural, sino que me resultan forzados.

    Vamos, que no me gustan los personajes, ni la historia ni como está contada. No hay prácticamente nada que salve de la novela.

    Sobre lo que decís de la sociedad estratificada... No es por nada, pero cada vez hay menos diferencias entre unas clases y otras... Y, ¿qué leches?, ¿a quién le va a importar que una portera sea más "erudita" que los vecinos de clase alta? Casi parece que la "clasista" es Renée, que desdeña a los vecinos y luego internamente les reprocha que piensen de ella que es una "simple portera".

    Una cosa es intentar pasar desapercibida para intentar "protegerte", otra cosa es "esto". Sigo diciendo que no tiene sentido.

    En serio, quizás me desquicia tanto ese aire que se dan ambos personajes principales femeninos en el sentido de "somos las mejores, somos las más inteligentes", pero, en mi opinión, no demuestran serlo en ningún momento. Besitos!!!

    ResponderEliminar
  9. A todo esto, Anónima y Patricia Vera, bienvenidas por aquí XD (Me emociono hablando del libro y dejo a un lado los modales... XD). Besos!!

    ResponderEliminar
  10. Bueno, leyendo comentarios he llegado a la conclusión de que el libro es una especie de crítica a la pedantería, donde mezcla personajes que aún siendo muy cultos intentan integrarse de algún modo y/o pasar desapercibidos en la sociedad y personajes realmente desagradables por su forma de ser. El título ya da pistas sobre ello, la elegancia del erizo, ese bicho que cuanto más te acercas más pincha visto desde un punto de vista diferente.

    Si, he comentao y no he leído el libro. Ya me pueden morder XD

    ResponderEliminar
  11. XD Míster, pues más o menos... Sólo que, en mi opinión, mezcla personajes muy cultos e intentan pasar desapercibidos y a la vez son realmente desagradables por su forma de ser y personajes que no aportan nada.

    Los únicos personajes que salvaba yo más o menos son a Kakuro y a la amiga portuguesa de la portera... XD Y hasta aquí puedo leer, que no te voy a destripar el libro aún más XD Besitos!!!

    ResponderEliminar

No te escondas.